Delicado y deslumbrante, el loto representa pureza, renacimiento y pasando por momentos difíciles. Al igual que la flor en sí, el símbolo del loto se encarna con la fuerza para ir más allá del barro, el agua, y luego emergen elegantemente de la profundidad. Esa es una capacidad que se puede replicar en la vida - siempre habrá tiempos difíciles y turbios, pero todo finalmente se resuelve.

Lotus les recordará que tienen fe y perseverar, ya que las dificultades no duran para siempre. La iluminación te espera y debes permanecer paciente y resiliente. Tanto sutil como fuerte, este símbolo es una contradicción, recordándonos que la compasión y la intensidad emocional no es un signo de debilidad.