Representando la atención plena en sí misma, el Om tranquilo y potente es esencial para explorar las profundidades de tu mente. Con aplicaciones en numerosas religiones, culturas y prácticas (como el yoga), este símbolo, así como su conocido encantamiento, es el núcleo desnudo de la espiritualidad y la paz mental.

Está desconectado del pasado y lejos del futuro. Sinónimo del momento presente, el Om te ayuda a sentir la sensación del ahora. Solo estando conectado con el presente, uno puede cumplir sus sueños y permanecer resistente a los difíciles obstáculos de la vida.