El círculo conectado de la vida es la esencia del Cráneo. Recordándonos que la vida es finita, nos da el valor y la valentía para perseguir nuestros sueños y dejar los prejuicios a un lado. Simbolizando la transformación constante, nos recuerda que evolucionar y cambiar es el camino para vivir la vida, ayudándonos a ir más allá de nuestros límites.

Por otro lado, es un símbolo excéntrico que te permite expresar tu estilo de una manera genuina. La valentía y la fuerza hacen el aura de este encanto, ya que estos son los dos rasgos asociados con el Cráneo a lo largo de los siglos. Además, es un buen encanto para protegerse de los malos pensamientos, ya que ninguna mala intención es lo suficientemente valiente como para pasar por encima de la poderosa protección del Cráneo.